Noticias y Eventos

La cárcel como expresión de la inequidad social en Chile

0 Comentarios 02 diciembre 2019

Cuando en Chile se comienza a discutir transversalmente sobre equidad, igualdad, derechos básicos y justicia social, empujados por la movilización de millones de personas en todo el país, CoArtRe pone en el centro de la discusión a las cerca de 50 mil personas que hoy están en las cárceles de Chile. Seguimos sin verlos y verlas, no son parte de las discusiones locales, sectoriales o nacionales. Para hacer un nuevo trato o hablar de equidad es imprescindible incluirlos, de lo contrario, seguiremos excluyendo a grandes segmentos de la población e impedidos de mirar las fallas estructurales que originan esta crisis.

Según el informe 2018 de Gendarmería, en las 87 cárceles del país en régimen cerrado, hubo 50.990 personas privadas de libertad, de las cuales el 52.9% está en prisión por delitos de robo, el 22.4% por droga, el 9.3% por control de armas y 8.1% por homicidios.

Del universo de la población penal privada de libertad, el 67% es menor de 35 años, sólo el 14 % ha alcanzado la escolaridad completa, un 7,3% es analfabeto/a, y el 45% de la población total penitenciaria nunca ha tenido un trabajo previo (Informe gendarmería 2018).

Nos preguntamos si como sociedad hemos generado alguna alternativa de desarrollo a estas personas antes de llegar a la cárcel. Desde la experiencia de CoArtRe, la respuesta es que no, sólo hemos profundizado la desigualdad que los conduce al encierro. Una vez encarcelados/as, la desigualdad sólo empeora, durante las últimas tres décadas no ha habido ninguna política integral destinada a la rehabilitación, sólo esfuerzos fraccionados que, además, deben enfrentarse con la rigidez del sistema carcelario. Es más, las cárceles de Chile son hoy objeto de sendas llamadas de atención desde organismos de derechos humanos que cuestionan las condiciones de dignidad en que mantienen a las personas privadas de libertad. Todos los caminos sellan su destino a una segregación permanente.

“La cárcel es la expresión de la inequidad social. Arrojamos ahí todo lo que no hemos querido ver durante décadas. Es como el patio trasero, no tienen voz y a nadie le interesa porque tampoco votan”, dice Jacqueline Roumeau, directora de CoArtRe, para interpelarnos en la necesidad de generar espacios para que su propia voz, su propia forma de reflexionar sobre su condición carcelaria, la de su entorno y del país en todas sus dimensiones, pueda ser escuchada. Son una visión y opinión que debe ser atendida y considerada en cualquier debate sobre equidad.

CoArtRe tiene más de 20 años trabajado en centro penitenciarios y con personas privadas de libertad usando el arte como herramienta de transformación e inclusión que permita respetar sus derechos humanos y dignidad, pero sobre todo para construir un país más diverso, mejorar la convivencia, respeto, aceptación y bienestar para el desarrollo y crecimiento del país.

Queremos mostrarles que la voz de las personas privadas de libertad es valiosa, intensa, diversa, rica en propuestas que permiten aportar a la reflexión.

CoArtRe ha trabajado directamente con ellos su propia voz y experiencia poniendo fragmentos de su historia y de la historia del país en obras de teatro representadas por ellos mismos y que los invitamos a mirar.

Comparte tu opinión

Publicar un comentario

© 2019 CoArtRe: Corporación de Artistas por la Rehabilitación y Reinserción Social a través del Arte.

DiseÑo y desarrollo: Exonet